HERMANAS DE LA PRESENTACIÓN DE MARÍA

100 AÑOS DE PRESENCIA EN ESPAÑA

 

Las Hermanas de la Presentación de María inauguramos el pasado mes de noviembre nuestro centenario en España con un lema: 100 AÑOS, CREANDO FUTURO. A través de este pequeño artículo queremos compartir con todos vosotros nuestra alegría e invitaros a acercaros a nosotras para conocernos y celebrar juntos.

Empecemos en las fuentes…

Nuestra historia comienza el 19 de diciembre de 1768, en Montpezat, Francia, con el nacimiento de María Rivier, nuestra fundadora. Un acontecimiento aparentemente sin brillo,  marcará su vida y la nuestra… A finales de abril de 1770, Marinette que así la llamaban, con 16 meses quedará paralítica por una caída. Su madre, mujer de una gran fe, la llevará todos los días a una capilla del pueblo, ante la imagen de Nuestra Señora de la Piedad y la niña ,que ve rezar a su madre, adquiere pronto una certeza: ¡La Santísima Virgen me curará!  Dejada a solas a los pies de esta imagen de María, Marinette contempla, seguramente sin comprender demasiado ese misterio de amor apasionado y día a día, se le va grabando en su corazón. Estas dos mujeres: Nuestra Señora de la Pietá y María Rivier crearán entre ellas un lazo de intimidad que únicamente irá creciendo a medida que pasa el tiempo, un lazo que se irá tejiendo con silencios y miradas, palabras y una y mil cartas escritas y puestas a sus pies, una intimidad cada vez más cercana en la complicidad, la confianza y el amor… Esos cuatro años de "escolaridad" ante María, corazón a corazón,  marcarán para siempre la vida de María Rivier y serán para cada uno de nosotros hoy un modelo de vida interior y fidelidad, una fuente de misericordia…

… Pero demos un salto en el tiempo.

A los 18 años, María Rivier se consagra sin escatimar esfuerzos a la evangelización y al cuidado de los pobres.  En plena época de Terror en medio de la Revolución Francesa abre una escuela, esa primera escuela que más tarde propagará el fuego del Evangelio en los 18 países donde nos encontramos actualmente las Hermanas de la Presentación de María. En un momento en que todos los conventos cierran, María Rivier va a abrir el suyo... ¡Eso es fe, audacia y valor!...

La educación cristiana de la juventud es y será siempre una prioridad desde los orígenes de esta Congregación. Conocer a Jesús en el Evangelio; vivir a Jesucristo en sus Misterios; dar a conocer y enseñar a Jesucristo con toda nuestra vida…  Respondiendo a la visión de nuestra fundadora y como Hermanas de la Presentación de María, estamos comprometidas a entregar esperanza a un mundo desgarrado por la violencia, pero sediento de Dios; a educar a los jóvenes desorientados por las condiciones de vida actuales; a aliviar las necesidades de los más pobres...

Este es el origen y el fundamento de nuestra vocación… 106 años después como consecuencia también de una historia de dolor: el decreto de expulsión de los religiosos de enseñanza de Francia, nuestras Hermanas tendrán que salir de su país y como consecuencia de ello brotará la vida en este lado de la frontera. Primero su noviciado se trasladará a Fuenterrabía, más tarde será una llamada de una Sociedad Minera Metalúrgica, formada en parte por familias francesas, la que lleve a  las Hermanas de la Presentación a Andalucía colocando la primera piedra de Fundación en Peñarroya (Córdoba). Más tarde se fueron fundando San Sebastián, el primer noviciado en Urnieta, Vitoria, Muskiz,… Al tronco fundamental del conocimiento y amor a Jesucristo se le van añadiendo nuevas ramas y junto a la enseñanza brotará la formación de adultos, la atención a ancianos (Sta. Cruz de Retamar, Fuenteovejuna, Recas, Yepes), emigrantes (Córdoba), la acogida y acompañamiento de universitarias (Madrid). La presencia en las parroquias de pueblos pequeños y grandes ciudades… Hoy en España hay 13 comunidades, una recién estrenada en un barrio de Madrid (Fuenlabrada)… y ¡cómo no! las misiones, nuestras Hermanas que en Ecuador extienden nuestro carisma de presencia, adoración y ofrenda y nuestro espíritu de familia allí donde el mundo más nos necesita como hermanos.

En esta ocasión haciendo memoria de lo vivido en estos 100 años de fundación en España, damos gracias por el testimonio de tantas vidas entregadas en el silencio de la oración y la sencillez y fuerza entusiasta de la misión. María Rivier y su obra nos sigue invitando hoy a la contemplación de Cristo y a una relación de intimidad con Él, a proponer el Evangelio a los hombres y mujeres de nuestro tiempo, fundamentalmente con nuestra manera de vivir.

Que la Virgen de la Piedad guíe nuestros pasos en medio de las actuales generaciones, aún entre los que no tienen el gozo de creer, ellos también se sienten seducidos por lo auténtico, lo que da sentido a su vida, lo bello… Que en la escuela de la contemplación aprendamos a transmitirles con alegría ese mensaje de esperanza que desde la cuna nos acaba de gritar el Niño–Dios: “¡Ven! ¡Escucha!... Dios te ama… Ven… ¡Juntémonos!.... Presentes ante Dios y presentes para el mundo hagamos de nuestra tierra un lugar de más esperanza y más amor”

¡Contamos contigo! Si quieres ponerte en contacto con nosotros mándanos un e-mail a la siguiente dirección:: presentacion100@hotmail.com, te responderemos... Y si lo que quieres es conocernos personalmente… te esperamos en cualquiera de nuestras casas… Presentación de María… ¡busca en la guía!...

Nos despedimos ofreciéndoos nuestra presencia y sintiéndonos Iglesia en la oración…